miércoles, 1 de febrero de 2017

LA PRIMERA PARTE CONDENA AL ATLÉTICO EN SU DUELO COPERO ANTE EL BARCELONA

IDA DE LAS SEMIFINALES DE LA COPA DEL REY 2016/2017:

ATLÉTICO DE MADRID  1 Griezmann (59')

F.C. BARCELONA   2    Luis Suárez (7') y Messi (33)

El Atlético de Madrid se complica mucho el pase a la final debido a su nefasta primera mitad. Tras el 0-2 al descanso, todo pintaba fatal, pero los rojiblancos reaccionaron y merecieron empatar. Ahora queda esperar al partido de vuelta en el Camp Nou. El bloque de Simeone necesita como mínimo marcar dos goles para llegar a la gran final copera.


En la primera parte, el F.C.Barcelona fue totalmente superior al Atlético de Madrid. Los azulgranas sin hacer un gran partido tuvieron el control del juego y del balón. Además, sus tres delanteros estuvieron inspirados y llegaron los dos goles por medio de Luis Suárez y Messi. Y todavía pudieron marcar alguno más. El Atleti poco, muy poco. Apenas, un remate alto de Koke en el minuto 41. 0-2 al descanso.

En el intermedio, Simeone realizo un cambio ofensivo: Fernando Torres por Vrsaljko.  El Atlético se animó y tuvo varias llegadas con peligro en el inicio de la segunda mitad. Así, en el minuto 59, una falta sacada por Gabi fue cabeceada por Godín hacia Griezmann que marcó con un certero testarazo. Incluso tres minutos después, Griezmann estuvo a punto de marcar, pero se encontró con el arquero azulgrana.


El choque había cambiado de cariz. Ahora el Atlético dominaba y el Barcelona defendía. Simeone acertó con los cambios. Se veía cercano el empate. El cuadro culé reaccionó y tuvo dos ocasiones. Sin embargo, en los últimos quince minutos, el Atleti tuvo cuatro ocasiones claras por medio de Griezmann, Torres y Godín. Sin duda, el resultado más justo hubiera sido un empate.

Lo mejor:  Torres
Lo peor: La primera parte

Por el Atleti jugaron: Moyá, Vrsaljko (Fernando Torres 45'), Godín, Savic, Filipe Luis, Gabi, Saúl (Gaitán 58'), Koke, Juanfran, Carrasco (Gameiro 68') y Griezmann. 

"Esto es Atleti" ha titulado:" El corazón colchonero no fue suficiente contra la realidad".