lunes, 13 de junio de 2016

MARTÍNEZ JAYO, UN GRAN JUGADOR DE EQUIPO DE LA HISTORIA COLCHONERA


Jesús Martínez Jayo nació   el 4 de diciembre de 1942 en el madrileño barrio de Chamberí. Procedente del C.D. San Pelayo ingresó en la campaña 1958/1959 en los juveniles del At.Madrid donde permaneció durante varios años excepto una breve cesión al Langreo (Tercera División) que le sirvió para coger experiencia y formarse como jugador.

En la temporada 1962/1963, Jayo  pasó al primer equipo del At.Madrid donde militó hasta la 1972/1973. Disputó 291 partidos oficiales marcando 4 goles: 210 de Liga  (3 tantos), 50 de Copa (1 diana) y 31 de competiciones europeas. Jayo destacó por su polivalencia puesto que jugó de lateral, central, mediocentro, interior izquierdo y delantero centro, aunque, sobre todo, despuntó como un central marcador de  categoría y entrega. Un gran jugador de equipo que se convirtió en todo un comodín de lujo. 


 

Jayo posee este palmarés como rojiblanco: 3 Ligas (1965/1966, 1969/1970 y 1972/1973), 2 Copas (1965 y 1972), 2 subcampeonatos de Liga (1962/1963 y 1964/1965), 1 subcampeonato de la Recopa (1963) y otro de la Copa (1964), una semifinal de la Copa de Europa (1970/1971) y otra de la Copa de Ferias (1964/1965). 

En el verano de 1973, Jayo dejó el Atlético de Madrid para fichar por el Sevilla donde jugó dos temporadas logrando el ascenso a Primera en la segunda de ellas. Después,  Jayo se retiró y entró en el cuerpo técnico del At.Madrid. Allí entrenó al juvenil de la Peña Ufarte, al conjunto amateur del Atlético; luego ocupó el puesto de segundo entrenador del primer equipo con Héctor Núñez,  Ferenc Szusza, Luis Aragonés, Marcel Domingo, José Luis García Traid, Luis Cid Carriega y Vicente Miera. 



Por último, en varias ocasiones ocupó interinamente el cargo de primer entrenador hasta hacerlo de forma definitiva  cuando sustituyó a Miera en noviembre de 1986 para luego ser relevado por Luis Aragonés en febrero de 1987. A final de esa temporada, Jayo dejó el Atlético y el mundo del fútbol para siempre.

2 comentarios:

Brilleaux dijo...

Gran jugador y persona al que tuve el honor de ver en el Calderón. Eran otros tiempos en los que los grandes jugadores del Atleti se quedaban aquí toda la vida (Gárate, Luis, Ufarte, Collar, Adelardo...) Las excepciones, como Peiró o Irureta, despertaban el lógico enfado de la afición... vanos igualito que ahora con el mercadeo de los Gil.
Gracias Fernando por recordarnos nuestra Historia.
Un saludo.

futbollium dijo...

Un comodín en todo regla y no solo como jugador, luego en los banquillos también fue útil para el Atlético.

Un saludo