lunes, 16 de diciembre de 2013

MILAN-AT.MADRID, EMPAREJAMIENTO EN LOS OCTAVOS DE FINAL DE LA CHAMPIONS LEAGUE

El Atlético de Madrid se enfrentará al AC Milan en los octavos de final de la Champions League.  Los rojiblancos jugarán la ida en San Siro el miércoles 19 de febrero a partir de las 20.45 horas, en tanto que la vuelta se disputará el martes 11 de marzo a las 20.45 horas en el Estadio Vicente Calderón. 
 El Milan es uno de los equipos  más laureados del mundo. Ha ganado la Copa de Europa en siete ocasiones. Además, ha sido cinco veces campeón de la Supercopa de Europa, tres de la Copa Intercontinental y dos de la Recopa de Europa. Además, ha ganado 18 Ligas italianas , 5 Copas italianas y 6 Supercopas italianas. Todo un mito del fútbol europeo.

El equipo milanista ha llegado a estos octavos de final tras ser segundo del grupo H por detrás del Barcelona. Sufrió hasta el final pues se metió tras un agónico empate en San Siro ante el Ajax.  En la Liga italiana, el Milán se encuentra en la 13ª posición, lejos de las primeras plazas y cerca de la zona del descenso.

El once tipo del Milán es: Abbiati, Abate, Mexes, Zapata, Constant, De Jong, Poli, Montolivo, Muntari, Balotelli y Robinho. En la ida, no jugará, Montolivo y seguramente puede ser reemplazado por Kaká. Otros jugadores de la plantilla son Bonera, Nocerino, Emanuelson, El Shaarawy y Pazzini. El entrenador es Maximo Allegri. 

Mi opinión: No a va a ser fácil. El Milán no atraviesa un buen momento, pero es un equipo duro de roer por su experiencia y su condición de italiano. La clave pasará por obtener un resultado positivo en San Siro y llegar en plena forma a esta eliminatoria. Veo por encima al Atlético.

2 comentarios:

Dami Fernández dijo...

Hace un rato he visto la plantilla que tienen y es poca broma. Aunque puede que por trayectoria seamos favoritos creo que para nada hemos tenido suerte en el sorteo. Antes prefería a los alemanes, Olympiakos o Galatasaray.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo también prefería a los alemanes, los griegos y los turcos. Y, además, no quería al City ni al Dortmund. El Milán, a medias.