martes, 17 de enero de 2012

GENIAL ARTICULO DE JOSE MIGUELEZ SOBRE LOS COMEPIPAS

No suelo poner artículos ajenos al blog, pero en esta ocasión lo voy a hacer por la calidad del artículo de José Miguelez que reproduzco a continuación:


"Se daba por aceptado y sabido, casi ocho años después del fallecimiento de Jesús Gil y de que uno de sus hijos se quedara el Atlético de Madrid como herencia, que el problema de esa casa era y es de gestión. Pero quizás convenga revisar el dictamen. El problema es más bien de afición. De una hinchada que mayoritariamente consiente y calla, que sólo protesta cuando la pelota no entra. Que es al fuego de los malos resultados cuando se acuerda del dueño de las acciones y de quien pone la cara por él, de la coreada bicefalia, de los fichajes que vienen y van. Unos seguidores que se dejan llevar si los indeseables del Frente elevan la voz contra el palco, pero que se someten igualmente si al día siguiente alguien modifica el sonido de esa grada ultra. Lo mismo les da un ‘uruguayo, uruguayo’ que un ‘hasta los huevos de la familia Gil’, un ‘Reyes quédate’ que un ‘Reyes muérete’. El caso es cantar.


A 300 kilómetros del Calderón, una parroquia menor en número y en historia, la del Zaragoza, sonó mucho más ruidosa y responsable el sábado al mostrar rechazo a su actual gestor. Mucho más numerosa y unida, sonoramente reforzada por ex jugadores y aficionados de cierto prestigio o popularidad. Agapito no supera los tres años en el club maño, pero ya tiene los días contados. No son las acciones las que legitiman su cargo, aunque lo parezca; es la voz de los aficionados la que conserva la autoridad. Ya le pasó a Soler en Valencia o a Lopera en el Betis. Tuvieron que irse o cambiar.

Gil Marín, cuya familia lleva ya casi 20 años con la propiedad del Atlético en el bolsillo, conoce, en cambio, que tiene cuerda para rato. Que no necesita moverse ni un centímetro. Cuando el equipo vuelva a perder dos o tres partidos consecutivos le silbarán un poco los oídos, pero sabe que será un murmullo cargado de provisionalidad. Algunos ilusos lo llamarán revolución, pero no pasará de rabieta. Los ex jugadores seguirán mudos o de su parte, algunos a sueldo (nunca hay un cromo de viejas glorias que poner junto a los enfadados). Los famosos estarán también callados o de parte de los que mandan, algunos con asiento de lujo en el palco VIP, con entrada garantizada para la final de Hamburgo, la que se les negó a unos cuantos miles de hinchas de toda la vida (nunca hay una foto con tirón que rescatar de las manifestaciones). Los indignados seguirán siendo pocos, 500 según la versión oficial. El resto de atléticos no corearán a Gil, pero tampoco verán su marcha como una prioridad. Les valdrá con la bufanda, la bolsa de pipas y el balón. Si la pelota da en el poste, igual protestarán. Pero se conformarán con que al menos una vez al mes el balón acabe en el fondo de la red. No les afectará que la prensa mantenga puesta la mirada, para la crítica y para el elogio, en el Real Madrid. Con que los medios digan de vez en cuando que la rojiblanca es la mejor de las aficiones ya les valdrá.

Como club de fútbol o como agencia de futbolistas, Gil Marín tiene asegurados el negocio y la clientela. No es el registro de la propiedad lo que legitima su continuidad. Pese al empeño inagotable de unos pocos, es la complicidad silenciosa de la mayoría de los atléticos la que le concede el asiento vitalicio. Es la poca seriedad del Calderón, su acústica tan veleta e informal, la que quita valor a sus propias reivindicaciones y consolida a los que gobiernan. No hay duda, los atléticos tienen lo que quieren. Hace sólo un rato, por aire, tierra o twitter, apuntaban hacia arriba y gritaban que estaban hartos de estar hartos. Pero al compás de un “ole, ole, ole, Cholo Simeone” ya se declaran otra vez curados. Y muy felices."

11 comentarios:

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

La verdad es que el artículo es muy bueno. El problema es que la prensa, como él mismo dice, tiene "puesta la mirada, para la crítica y para el elogio, en el Real Madrid".
Si hubiera más periodistas como Miguelez, habría menos borrehos en el Vicente Calderón.

Una pena que sean pocos los que sepan/quieran/puedan expresarse como él.

Un saludo

Julio dijo...

Me encantó el artículo. Estoy con José I si hubiera más periodistas que airearan estas cuestiones, creo que sería de otra forma, pero ...

Somos varios los que a través de nuestros respectivos blogs comentamos nuestro rechazo a Gil, pero no tenemos tanta repercusión como lo pueda tener un periodista profesional.

Un abrazo, Fernando.

ole ole ole dijo...

Buen artículo, y RESPETUOSO: no he encontrado dentro de él la palabra "Comepipas" que sin embargo anunciaba el titular del blog.

Se demuestra que se puede combatir, criticar e informar desde el respeto y sin insultar o "calificar". Basta con un razonable argumento sólidamente fundamentado.

Ole por Miguélez

Anónimo dijo...

magnífico artículo. Destaco esta frase:" Les valdrá con la bufanda, la bolsa de pipas y el balón".

Muy bien, Miguelez, lo has clavado: LA BOLSA DE PIPAS. Así lo dice muy claro. Quien tiene una bolsa de pipas es un comepipas. Hasta Miguelez lo ha dejado clarito. LA BOLSA DE PIPAS. Podía haber usado otra expresión, pero está claro que quería apuntar directamente a esos que tienen una BOLSA DE PIPAS.

Anónimo dijo...

pues si, pero no lo dice directamente, lo dice CON RESPETO, sin faltar, es un buen periodista y seguro que si hubiera querido emplear la palabra "comepipas" la hubiera utilizado, pero prefiere guardar las formas, buen ejemplo de prosa educada.
Buen artículo, buenas formas, buen periodista
Ole ole ole

Rafael dijo...

Esta muy bien el artículo de Miguelez.

No solo dá cera a los comepipas, sino que se atreve a dar cera también a los callistas, a los "gonzalitos miro" y a un grupito que hay dentro del FA.

Evidentemente Miguelez no ha podido poner con todas las letras que estos colectivos están vendidos, pero lo ha dejado entrever.
Los comepipas generalmente son manipulados por estos colectivos y otro colectivo al que no ha citado Miguelez.

El colectivo que no ha nombrado Miguelez es la prensa gilista. Para mi este colectivo es el verdadero cáncer de que la gente no reacione.
Miguelez se piensa que todos los periodistas son como él, pero no es así.
Hay gentuza como De la Morena que cuentan mentiras para ayudar a los Golfos o que dice que por mucho que pataleemos el club va a seguir siendo de los Gil que hubieramos puesto el dinero nosotros o que se lo compremos a los Golfos (cuando habla del Zaragoza o del Valencia el dicurso es otro, en estos casos la afición si es la dueña), también tenemos a los Picu, Manolete, al Sudoroso...y estas mentiras que cuentan SE LAS CREEN LOS COMEPIPAS, cuando el bizconde dice que no hay que protestar durante el partido que los jugadores se ponen nerviosos, pues LOS COMEPIPAS SE TRAGAN EL CUENTO.

Si todos los días se sacaran artículos en la prensa contra los Golfos y en la radios se diera estopa cada noche, entonces seguro que muchos comepipas despertaban, y esto lo saben los Golfos que se han cargado a Castellote y a Uría le han hecho visitas (dicho por Uría).

O sea, que esta parte tan importante no la toca Miguelez.

José Luis Sánchez Ayuso ha pedido que la gente acuda mañana al Tribunal Superior porque el Jueves sale el contencioso-administrativo del Calderón. La prensa no informa de este contencioso ni de esa quedada planificada por José Luis ¿la gente que no entre por los foros como coño se entera de esto? Eso sí, los artículos de Picu de la Peineta a 4 páginas. O sea, que hay muchos comepipas por culpa de la prensa gilista.
Si por lo que sea SDH pierde el jueves, ya saldrá Picu a publicarlo tan ricamente y si gana SDH, no creo que escriba nada, y si lo hace será para decir que por culpa de Señales el club ya no puede irse a la Peineta y ya no puede crecer. Como si me lo oliera.

Por ejemplo Uría si ha denunciado a compañeros y suele soltar perlas "pijamas" "maquetas 3D" "caja de herramientas"...

Anónimo dijo...

y dale con insultar o meterse con una profesión, Rafael, ¿QUÉ TE HAN HECHO LOS CALLISTAS?.
Métete con Gil, con Cerezo, con Manolete, con un señor de verde que pase por delante, si hasta tienes razón, pero deja a los callistas tranquilos con su profesión tan digna como la tuya.
Un día son las mujeres violadas, otro la ilusión navideña de unos hijos, ahora los simples callistas, ¿te suena la expresión "políticamente correcto"? ¿libro de estilo?,
dejaros ya del "todo vale", aprended de la elegancia y educación de Miguélez, la importancia del fondo se enriquece con las formas, ¿algún lector periodista que no esté de acuerdo con esto?... sí, los del Tómbola, Sálvame, Futboleros, Punto Pelota y demás periodismo basura

roberto dijo...

Lo que importa no es sí llama comepipas o gente que va con una bolsa de pipas. Eso lo menos trascendente. Lo que vale es como define a la afición. La deja a la altura del betún. Una de las críticas más ácidas que he leído jamás sobre una afición. A muchos se les debería caer la cara de vergüenza al leer el artículo y ver lo que son.

Anónimo dijo...

Cuidado con los comepipas que estan al acecho últimamente por las redes sociales. Lo que hay que hacer es como Santi Rodriguez, insultarlos y darles una patada en el culo. Son gente que vienen a provocar y no quieren informarse de nada.


pepe perez arias:
Y además eres educado. Que te den doble. Forza Atleti con los Gil dentro, a ver si te haces del Barsa o del madrid ya.

Santi Rodriguez:
mientras tengamos en el club gilis que apoyen a los gil como el imbécil este del @twobands nos va a lucir el pelo muy mal
pepe perez arias

Pepe Perez Arias:
Que te dén, vete a escribir a vikingolandia graciosín


Santi Rodriguez
con un giipollas como tu la educación sobra...q el q ha entrado de sobra o eres tu pero igual q se entra se sale...bloqueito


@Santihumor

futbollium dijo...

La llegada de Simeone ha hecho el efecto que buscaba la directiva colchonera , todos con el nuevo técnico , a soñar con al Champions y e lpalco a resguardo durante unas jornadas , unos meses o lo que queda de temporada .

Un saludo

Anónimo dijo...

¿Quiénes son el Santi y el Pepe ese?