domingo, 30 de diciembre de 2007

1980/1981: LA LIGA PERDIDA

Alfonso Cabeza llegó a la presidencia a finales de julio de 1980. José Luis García Traid, entrenador del At.Madrid, contó con un once base formado por: Aguinaga, Marcelino, Arteche, Balbino, Julio Alberto; Ruiz, Dirceu y Quique Ramos; Marcos, Rubén Cano y Rubio.

En la primera jornada liguera, el At.Madrid goleó al Valladolid en el Estadio Vicente Calderón. Los colchoneros se situaron como líderes invictos con 16+6 puntos por los 13+1 del Valencia después de nueve jornadas de Liga. En la 10ª jornada, el At.Madrid cosechó su primera derrota al perder contra el Barcelona en el Nou Camp.

Al final de la primera vuelta, el equipo colchonero comandaba la clasificación con 27+9 puntos perseguido por el Valencia con 24+6 y el Barcelona con 20+3 . En el comienzo de la segunda vuelta, el Atlético se mostró más irregular al sumar un punto en tres encuentros. No obstante, el cuadro de Traid reaccionó consiguiendo tres triunfos consecutivos. El Atleti comandaba la clasificación con 39+11 puntos seguido del Barcelona con 35+7, a falta de siete jornadas.

Entonces, el conjunto colchonero se desplomó. El Español se impuso al Atlético en Sarriá; el Salamanca arrancó un empate del Vicente Calderón; y el Sporting de Gijón batió por a los madrileños en El Molinón. El Atlético seguía primero con 40 puntos, seguido de la Real Sociedad con 38, y el Madrid y el Valencia con 37 puntos cuando restaban cuatro choques.

El 5 de abril de 1981, el Estadio Vicente Calderón casi se llenó para ver el decisivo At.Madrid-Zaragoza. En el minuto diez, Ruiz adelantó a los rojiblancos. El Zaragoza se limitó a defender y jugar muy sucio, en especial, su defensa Casajús que realizó innumerables faltas a Marcos. El árbitro sólo le sacó una tarjeta amarilla cuando merecía haber sido expulsado por las continuas entradas al extremo colchonero. Encima, en el minuto 54, Alvarez Margüenda expulsó a Marcos con roja directa por una zancadilla a Casajús; la acción merecía tarjeta amarilla.

Para completar su actuación el árbitro anuló un gol a Arteche que remató tras dar en el larguero un lanzamiento de falta a Dirceu y no pitó dos claros penaltis a Pedraza y Rubio. El Zaragoza igualó el choque al transformar “Pichi” Alonso un penalti en el minuto 72. Y en el minuto 86, Valdano logró el gol de la victoria maña. Por último, el árbitro expulsó a Robi (89’). El At.Madrid encabezaba la tabla con 40 puntos empatado con la Real Sociedad; el Madrid y el Valencia sumaban 39.

El Atlético si vencía en los tres últimos partidos conquistaría el título. En la 32ª jornada, el At.Madrid empató contra el Valencia en Mestalla y perdió el liderato. La Real Sociedad aventajaba en un punto al Madrid y al Atlético y en dos al Valencia a falta de dos jornadas.

En la 33ª fecha, el Real Madrid superó al At.Madrid en el Estadio Santiago Bernabéu. El equipo de Traid se despidió de la Liga. A falta de una fecha, la Real Sociedad sacaba un punto al Madrid, tres al Atlético y cuatro al Valencia y Barcelona.

La Real Sociedad conquistó la Liga. Los donostiarras sumaron 45+11 puntos al igual que el R.Madrid, pero la Real superó al cuadro blanco por el gol average particular; el At.Madrid acabó tercero con 42+8 puntos. El equipo de Traid tiró la Liga en las siete últimas jornadas puesto que enlazó 3 empates y 4 derrotas sumando sólo 3 de los 14 puntos en juego; con cuatro puntos más hubiese sido campeón.

Esta Liga siempre será recordada por el arbitraje lamentable de Alvarez Margüenda. Su nombre permanece grabado con fuego en los corazones de los aficionados rojiblancos. El Atlético de Madrid perdió una Liga que había merecido con creces. Su pésimo final de temporada, una serie de arbitrajes polémicos y la guerra de Cabeza contra la Real Federación Española de Fútbol impidieron el éxito madrileño.

24 comentarios:

Hele Atlética dijo...

Me faltaba muy poquito para ser socia. Cuántos recuerdos de ese año.

Un saludo, Fernando. Feliz Nochevieja y todo lo mejor para el próximo año (un titulito no estaría mal, eh?)

Fútbol en Clave dijo...

Gran cronica de la historia. Me uno a Hele en el deseo de un titulo para vosotros en 2008. Creo que la UEFA se les puede dar.

Un abrazo y seguimos intercambiando comentarios!

kikeX dijo...

oie que ligas esas, la peleaban hasta 5 equipos ojala vuelvan esos tiempos.

al igual que todos, también deseo que el atlético gane algo este año y si es al madríd mejor jaja.

Alvaro Calleja dijo...

Enhorabuena por la crónica sobre esa liga perdida que tantas veces me han contado.
Que tengas un buen 2008 y haber si para el Atlético comienza bien el año con ese juicio del 14 de enero.

Un saludo!

Independiente al rojo vivo dijo...

Hola
Amigo ya te enlace, espero que nos mantengamos comunicados.
Saludos.

Giorgio dijo...

vaya final más movidito...

supongo q faltó creérselo, porq cuando en una Liga vas primero siempre y los últimos partidos palmas, es q a faltado creer en uno mismo

saludos

David Daniel dijo...

Hola Fernando

Una cronica realmente buena,yo tengo unos recuerdos leves de aquella liga.Tenia once años.

Recuerdo que la Real Sociedad se llevó la liga en una ultima jornada increible en Gijón,y tambien que el Atleti se quedó sin fuerzas al final de la carrera por el titulo.

Ese año fue el de la final de la copa de Europa Madrid-Liverpool creo.

Un abrazo y feliz año nuevo,que sigas regalandonos escritos de tamaña calidad.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Efectivamente, la Real Sociedad ganó la Liga (su primera Liga) con un gol de Zamora en el último minuto en El Molinón. El Madrid había ganado en Zorrilla y casi festejaba el título cuando llegó el tanto de Zamora.

Asimismo, el Madrid perdió la final de la Copa de Europa ante el Liverpool por 1-0 en París. Como curiosidad, Alfonso Cabeza, presidente del AT.Madrid, manifestó su alegría sin tapujos por la derrota madridista

Además, en aquella campaña secuestraron a Quini, delantero centro del BArcelona, durante varias semanas.

Billie dijo...

Apenas tengo recuerdos de aquella época. Solo de Dirceu. ¿Qué año fue el de la tortillada de Cabeza?

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Billie, tienes razón. Aquel año fue cuando Cabeza pasó a la historia con la tortilla de patatas.

Con ocasión de la penúltima jornada liguera, Alfonso Cabeza propuso a los aficionados rojiblancos que no acudiesen al Santiago Bernabéu a presenciar el derbi y que asistiesen al Vicente Calderón a comer una tortilla de patatas. Más de 10.000 hinchas atléticos siguieron el consejo de su presidente, pese a la inmensa crítica de la prensa ante tan extraña propuesta.

El At.Madrid cayó por 2-0 ante el Madrid con lo que dijo adiós al título.

Gol Blanco dijo...

Valla presidente, excelente crónica. Saludos

varo140 dijo...

La verdad es que fue de escandalo...y eso que yo creo que se "colo" la Real,que a quien querian campeon era al Real...;)
Un saludo.

piterino dijo...

No conocía a fondo la intrahistoria de ese campeonato. Debió de ser una pena, porque hasta el año del doblete os costó veinte años volver a ser campeones.

Saludos.

Anónimo dijo...

Cómo me acuerdo, García Traid llorando en la radio (era la época de José Mª García en Hora25).

Yo creo que también lloré, sólo tenía quince años cumplidos (vaya canción, eh?)

Lo que no recordaba era que fuese Valdano el que nos apuntilló aquél día. Vaya gracia.

También me has recordado a aquellos jugadores. ¿Te acuerdas cómo llegó Aguinaga al Atleti?

Aunque aquél fútbol era menos espectacular que el actual, al no estar tan supermercantilizado tenía un algo épico que se ha perdido.

Por cierto, vaya personaje el Cabeza. (Aunque con la panda de sinvergüenzas y delincuentes que han venido después...)

fernando dijo...

Os cuento como llego Aguinaga al At.Madrid:

Temporada 1978/1979:

La mala suerte se cebó en los rojiblancos puesto que los tres porteros se lesionaron. Reina sufrió una rotura del menisco interno; Pacheco padeció una fractura del quinto dedo de la mano derecha; y Navarro siguió jugando varios partidos por deseo propio con los ligamentos de la rodilla afectados. Debido a esta delicada situación, a mediados de marzo de 1979, el club fichó a Aguinaga, guardameta experimentado, procedente del Real Jaén (Segunda División).

kikeX dijo...

Fernando amigo paso para desearte un feliz año nuevo, que este 2008 te premie a ti y todos los colchoneros con al menos un título, si es la uefa mejor. Salud, prosperidad y que sigan los exitos!

Alvaro dijo...

En realidad a mí también me gustaría que ganáseis la UEFA o la Copa. Os merecéis algo ya, hombre.

Buena historia, feliz 2008.

Alba dijo...

Buen apunte histórico de la liga. Esperemos que el actual equipo aprenda de los errores del pasado y sepa rectificar.
Saludos

Juan LFC dijo...

Buen post y mejores comentarios. Yo también me alegré, como Cabeza, del triunfo del Liverpool en la Copa de Europa. Recuerdo que hace cosa de diez años me compré un libro sobre la vida de este peculiar presidente. Para mi sorpresa, hablaba poco de fútbol y más de temas relacionados con su carrera de medicina. ¿Sabes de que libro hablo Fernando? Se quedó perdido al poco de comprarlo ya que lo adquirimos entre tres amigos. Tuvimos que pedirle al kioskero que nos abriese el mostrador posterior de su kiosko, ya que es ahí donde tenía el libro, rodeado de las típicas revistas que se colocan para incentivar la compra y que están protegidas por un cristal. Saludos y perdón por la extensión.

budy dijo...

Que tal Fernando?
Tan solo desearte un feliz 2009, un saludo
P.D. necesito tu dirección de email para enviarte algo, si es posible.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

EStos son los dos libros publicados por Alfonso Cabeza:

"Yo, Cabeza". Madrid. Editorial Tarquimia. 1981

"Fútbol, fango y mafia". Madrid. Ocariz Editor. 1982

Zar Polosco dijo...

Aquel partido contra el Zaragoza no lo olvidaré en la vida. Como aquel del 92 en el Bernabéu, cuando nos jugábamos la vida para ser campeones, cuando nos pusimos dos veces por delante y perdimos. Por eso, cuando Kiko marcó contra el Albacete el dos cero y tiró un beso al público, aquel gol que grité tenía mucho de felicidad, pero mucho también de exorcismo.

Qué ganas tengo de volver a cantar un gol como aquel, como cuando Pantic marcó en la Romareda en la prórroga. Confiemos en este año, aunque la Liga la veo complicada. El Madrid tengo la sensación que está jugando al setenta por cien y va el primero. Confiemos como dices en pasar enero y, después, mirar hacia delante.

Aníbal dijo...

En aquella liga de la temporada 1980-81 yo tenía 13 años al empezar y 14 cuando acabó. Vivía gozoso el año triunfal del Atlético de Madrid, hasta que llegó aquél partido contra el Zaragoza y las ilusiones por lo que era una liga al alcance de la mano quedaron frustradas. Mi jugador favorito de aquél momento era Jose Guimaraes Dirceu, a quién Hector del Mar, en sus comentarios en los partidos apodaba "Bosanoba". Todavía me parece escucharle en un partido contra el Valencia, momentos antes de que Dirceu, se dispusiera a efectuar un libre directo, cuando dijo: "amigos del deporte, amigos de Radio Intercontinental cojan los aparatos porque ésto puede estallar", ¡y vaya si "estalló"!, la pegó Dirceu de izquierda y golazo por toda la escuadra. Curiosamente entónces (como ocurre ahora) disputabamos dos partidos en casa primero contra el Valencia y acto seguido contra el Real Madrid. En los dos partidos el Atlético venció por 3 goles a 1. ¡Ojala se repita!.

Pero como "decía" más arriba, todo lo que parecía cristalizar en una brillante temporada, se estropeó de la forma más injusta e incomprensible. Injusta por aquel mal arbitraje, a los que ya estamos tan acostumbrados en el Vicente Calderón e incoprensible porque con el tiempo me he llegado a preguntar. ¿Pero cómo se pudo el equipo venir tan abajo después de aquello?. No recordaba que el equipo hubiera comenzado tan mal la segunda vuelta. Lo que sí que recuerdo que partido que perdía el Atlético era noche que me iba a la cama sin cenar. No por castigo de mis padres, sino porque era tanta la pena que sentía dentro que se me iba hasta el apetito.

Aquella liga perdida la sentí por mí, porque aunque yo no jugaba siendo un chaval la hubiera disfrutado muchísimo. Más que la que se consiguió con el doblete. Y la sentí por unos jugadores, que habían peleado de verdad por aquél titulo y porque les veía que cuando perdían realmente se sentían tristes. No como ahora. Ahora ya no se ve, no se intuye ese amor a los colores que había antes. Una pena.

Por cierto, una noche en un programa de radio entrevistaron al Doctor Cabeza. Creo recordar que lo presentaba Pedro Pablo Parrado. Al preguntarle Pedro Pablo Parrado al doctor Cabeza, si quería saludar al ex árbitro Alvarez Margüenda (que estaba al teléfono) dijo más o menos:
" Yo con ese señor después de lo que nos hizo no quiero nada".

Un saludo.

Anónimo dijo...

Los partidos se pierden y punto. Otras veces se ganan. Esta es la verdad del defensa Casajus
--Esa fama la he tenido sobre todo desde un partido con el Atlético de Madrid. Era líder, faltaban tres jornadas y si ganaban un partido eran campeones. Ganamos 1-2 y hubo unas declaraciones desmesuradas de Cabezas y García Traid contra un lateral que daba muchas patadas que era yo. He vuelto a ver ese partido repetido y creo que hago una falta en todo el partido. Lo que pasa es que el Atlético juega mal, Marcos se expulsa solo porque me da una patada por detrás... Salimos escoltados por la policía hasta Guadalajara y fue una cosa tremenda. Jugar atrás requiere ser contundente, pero puedo decir que no recuerdo haber hecho nada de lo que me tenga que arrepentir. Era contundente pero no creo merecer esa fama.