lunes, 14 de febrero de 2011

ESTE ATLETI CANSA Y MUCHO

Me paso por mi blog y me pongo a pensar un nuevo artículo sobre la actualidad rojiblanca. Leo, miro, escucho y veo todo lo relacionado con el At.Madrid. Cualquier noticia que sale es negativa, no hay ni una mínima esperanza ni ilusión. Es un suplicio constante, continuo e inagotable.

Intento ser optimista pero varios factores me lo impiden:

1. GILES Y CEREZOS:

Son tan caraduras que no se irán salvo que les saquen con tanquetas. Siguen con su aniquilación del Atleti tan felices y dichosos.

2. AFICION:

Dormida, aborregada, callada, comiendo pipas y sin iniciativa. Sólo queda el mundo de Internet y los pocos que seguimos en la lucha. La mayoría de la afición, sobre todo la que acude al campo, no dice nada ante la nefasta gestión.

3. EQUIPO:

Navegaba sin rumbo. Casi todos los jugadores rinden por debajo de lo esperado. Se cometen fallos, hay despistes continuos y las derrotas llegan una tras otra

4. ENTRENADOR:

Ha perdido el norte. Está más preocupado de sí mismo que del Atleti. No sabe ni lo que quiere ni lo que es lo mejor para el equipo. Hay jugadores que pasan de la grada a la titularidad, otros llegan como fichajes y no son convocados, un día juega una defensa y al siguiente otra completamente distinta.

Ante tal panorama, ¿ qué puede hacer un aficionado del At.Madrid ? Pues continuar luchando porque se vayan los Giles y los Cerezos.

9 comentarios:

J.Alberto dijo...

Mientras los Giles y los Cerezos quieran seguir en el club, toda lucha para que se vayan no va a servir (recoger firmas está muy bien, puede ser la base de una protesta formal y sin violencia). Por otro lado, un equipo que tropieza crea una afición desmotivada y que va a pagarla con todos, incluyendo el entrenador. Y claro, si no hay comunión entre el equipo y la afición, los resultados no suelen llegar.

Saludos.

Bruno_1 dijo...

Yo estaría muy deseperado. El equipo no arranca y los pagareis. Saludos!

Noé Hernández dijo...

Ya lo dije hace unos días, la única esperanza de los atléticos esta temporada es tirar a los Giles y Cerezos. Saludos.

Wario dijo...

No estoy del todo de acuerdo contigo, porque creo que sí somos unos cuantos los que seguimos yendo cada dos semanas al Calderón y no para estar callados y tragarnos el bodrio de turno.

Aunque bien es cierto, que son contadas las ocasiones en que el estadio clama al unísono.

Lo que estoy viendo esta temporada, es que la gente está optando por marcharse antes de que acabe.

Contra el Bilbao (ayudados por la tromba de agua) la gente empezó a marcharse en el minuto 10 de la segunda parte.

Contra el Valencia, en el minuto 80 ya se habían ido muchos.

Esto tiene que cambiar, pero para mi Quique no tiene culpa. Y fui uno de los que el sábado cantaba animando a Quique. Porque para mi, hizo mucho la temporada pasada.

El problema es que si te quitan a dos jugadores importantes y no te traen recambios del mismo nivel (o superior) pues pasa lo que pasa...



Saludos desde Paseo Melancólicos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo no digo que toda la afición calle sino la mayoría. Claro ue hay gente que protesta, pero son pocos y dispersos. La mayoría traga, calla y no hace nada.

Nunca me gustó Quique. Se vende muy bien, habla muy bien, pero luego hace poco.

Alberto M.G. dijo...

Efectivamente, al final es la afición la que debe moverse para que haya consecuencias en el club. De heoho, Quique sigue al frente del equipo porque parte del estadio coreó su nombre el pasado sábado. MIentras la gente no esté unida, la situación seguramente seguirá igual.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Animo, señores¡¡¡ Confío en la gente colchonera, en que se despierte y dé un puñetazo y diga. SE ACABÓ ESTE SAINETE. GILES Y CEREZOS FUERA YA. Lo peor es la situación económica, porque sin dinero los jugadores bajan su rendimiento, y ni quique ni san quique los motiva sin pasta. La afición es la clave. Y el 24 de Abril es el día.

Sílvia dijo...

Hola Fernando
Toca protestar.
Saludos

Wario dijo...

@Alberto M.G.

La misma parte que gritamos el nombre de Quique (me incluyo) fuimos los que gritamos contra Gilmar.

Pero volvemos a las mismas, la gente está optando por irse del estadio y nada de gritar mientras el equipo no palme. Tenemos que cambiar esa mentalidad. Y si un día, no creo que pase, vamos 3-0 o 4-0, pues empezar a cargar contra Gilmar.

De nada sirve gritar cuando se pierde, porque ellos se escudan en eso.


Saludos desde Paseo Melancólicos